Madrid aprueba un programa para disminuir la entrada de vehículos privados al centro de la ciudad

Para ello se construirán más de 9.500 plazas en 12 aparcamientos disuasorios con el objetivo de mejorar la calidad del aire y salud pública, la movilidad urbana y el fomento del transporte público.

Rita Maestre, portavoz del Gobierno Municipal y Carlos Sánchez Mato, delegado Área Economía y Hacienda.
Rita Maestre, portavoz del Gobierno Municipal y Carlos Sánchez Mato, delegado Área Economía y Hacienda.

Redacción. La ciudad de Madrid contará con 9.570 plazas en 12 nuevos aparcamientos disuasorios conectados al transporte público colectivo (cercanías, metro y autobuses), que se construirán en dos fases de 7.142 y 2.428 plazas, respectivamente, para adaptar las infraestructuras a la demanda. Tras el período de información pública, la Junta de Gobierno ha aprobado el jueves 14 de julio el Programa de Aparcamientos Disuasorios Municipal (PAD), que va a suponer una inversión de 139.757.193 euros.

Los nuevos aparcamientos estarán situados en Pitis (M-40), Paco de Lucía (M-40), Fuente de la Mora (M-40), Valdebebas (M-11), Canillejas (A-2), Estadio Olímpico (A-2), Santa Eugenia (A-3), San Cristobal (A-4), Villaverde Alto (A-42), Villaverde Bajo Cruce (A-4), Aviación Española (A-5) y Colonia Jardín ( M-502/M-511).

El PAD, que incorpora las aportaciones y mejoras formuladas por la ciudadanía, distintas administraciones públicas y colectivos durante el trámite de información pública, se ejecutará en colaboración con el Ministerio de Fomento, la Comunidad de Madrid, el Consorcio Regional de Transportes, Metro, ADIF y RENFE Cercanías.

Su principal objetivo es proteger la salud de los ciudadanos madrileños y mejorar la calidad del aire. Y para evitar que los vehículos privados entren en la almendra central, se pondrán a disposición plazas de aparcamiento en las entradas a la ciudad situadas junto a intercambiadores, estaciones o paradas de transporte público.

Con estas infraestructuras se persigue mejorar la sostenibilidad de la movilidad urbana, especialmente en los momentos de mayor intensidad de tráfico, así como en el medio ambiente urbano, fomentando el uso del transporte público colectivo en detrimento del vehículo privado para acceder y circular por la ciudad.

La ejecución de estas nuevas dotaciones contribuirá a cumplir los valores límite de dióxido de nitrógeno establecidos en la Directiva 2008/50/CE, a lo que se ha comprometido el Ayuntamiento y que figura como una de las medidas esenciales de sostenibilidad medioambiental contempladas en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible (PMUS), en el vigente Plan de Calidad del Aire 2011-2015 y en el Plan de Calidad del aire 2016-2020 que se elabora en la actualidad.

En cuanto a la dirección, gestión y ejecución, la Dirección General de Gestión y Vigilancia de la Circulación, del Área de Medio Ambiente y Movilidad, se encargará de la dirección, coordinación gestión e impulso de la ejecución del PAD con la colaboración de la Empresa Municipal de Transportes (EMT), que será la encargada de la gestión de estos estacionamientos. Asimismo, el Área de Gobierno de Desarrollo Urbano Sostenible llevará a cabo la obtención y gestión urbanística del suelo previsto en el Programa y la tramitación del planeamiento.

Características
Serán aparcamientos con una capacidad, en general, de 500 plazas, situados en el exterior de la zona metropolitana, siempre ligando su uso al transporte colectivo (ubicados muy cerca de estaciones y paradas de metro, bus o cercanías). De media se situarán a unos 50 metros (un minuto a pie) del transporte público, a excepción del situado en Canillejas, que se situará a 200 metros de la estación de metro y zona de autobuses.

De los doce aparcamientos, nueve se construirán en superficie, uno en altura (Canillejas) y los dos restantes bajo rasante (Colonia Jardín y Villaverde Bajo Cruce). En todos ellos se sobredimensionarán los accesos y se optimizarán los costes constructivos y operativos.

Los nuevos aparcamientos disuasorios se conciben como elementos de regeneración urbana que minimizarán los posibles impactos medioambientales asociados tanto a su construcción como a su gestión y uso. Además de ofrecer al usuario las condiciones de confort necesarias, integrarán elementos vegetales, optimizarán la gestión de recursos hídricos, reducirán el consumo energético y las emisiones asociadas mediante la absorción de CO2, reduciendo la temperatura superficial y su impacto sonoro.

Tendrán un coste de entre 0,50 y 1,50 euros día o abono, e incluso podrán ser gratuitos, siempre que el usuario esté en posesión del título de transporte con el que el aparcamiento estuviera conectado. Los sistemas de pago serán ágiles y eficientes y la estancia será de un mínimo de entre 2 y 4 horas y un máximo de 16 a 24 horas.

Para incentivar el uso de estos aparcamientos, se proporcionará a los ciudadanos y conductores que circulen por las vías de acceso, información en tiempo real sobre la disponibilidad de plazas, el tiempo estimado de llegada o el trayecto más rápido.

El Programa también contempla la posibilidad de implantar sistemas de recarga energética de vehículos eléctricos y la reserva de espacio para los servicios de estacionamiento público de bicicletas municipales y taxis, así como un aparcamiento disuasorio para caravanas.

 

Ubicación de los aparcamientos disuasorios

Eje M40/M607:
Fuencarral: Pitis y Paco de Lucía.

Eje A1/M11:
Hortaleza: Fuente de la Mora.
Barajas: Valdebebas.

Eje A2:
Hortaleza: Canillejas.
San Blas: Estadio Olímpico.

Eje A3:
Villa de Vallecas. Santa Eugenia.

Eje A4/A42:
Villaverde: San Cristóbal, Villaverde Alto, Villaverde Bajo Cruce.

Eje A5:
Latina: Aviación Española y Colonia Jardín.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.