La A-6 y la A-1 de Madrid previstas como unas de las carreteras nacionales más afectadas por la operación salida del mes de agosto

Tráfico instalará medidas de ordenación y regulación del tráfico que favorecerán la circulación de vehículos en las zonas más conflictivas.

auto-736794_960_720Redacción. Desde las 15 horas del viernes 29 de julio hasta las 24 horas del lunes 1 de agosto, Tráfico pone en marcha un dispositivo especial de regulación, ordenación y vigilancia del tráfico para atender los 6,5 millones de desplazamientos de largo recorrido previstos por las carreteras durante el largo fin de semana

Este año, el día 1 de agosto coincide en lunes, hecho que provoca que durante todo el fin de semana y el lunes las principales vías soporten un importante número de desplazamientos, al coincidir en carretera los trayectos propios de un fin de semana de verano, con los que comienzan sus vacaciones y con aquellos otros que finalizan su periodo vacacional. Durante todo el mes de agosto, las previsiones de desplazamientos previstos por la DGT son de 43 millones. A estos movimientos hay que sumar la gran afluencia de vehículos magrebíes que atraviesan la Península hacia los puestos fronterizos de sus países de origen en la llamada Operación Tránsito.

A pesar de que el 1 de agosto, sigue siendo la fecha de comienzo de vacaciones para miles de ciudadanos, la tendencia de los últimos años ha sido la de fragmentarlas y disfrutarlas en periodos más cortos. Por este motivo y durante todo el verano, la Dirección General de Tráfico continuará poniendo en marcha dispositivos especiales de regulación y vigilancia del tráfico durante todos los fines de semana del verano, para atender así a las necesidades de los conductores.

Los principales problemas circulatorios se presentarán en las salidas de las grandes ciudades y en las principales vías de comunicación de acceso a las zonas del litoral, tanto en la tarde del viernes como durante la mañana del sábado. Las carreteras que pueden verse más afectadas son las de Madrid, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana, Murcia y Andalucía, así como la A-6 y la A-1 de salida de Madrid. A última hora de la tarde noche, los problemas circulatorios se trasladarán a los lugares de destino.

Para aminorar las posibles complicaciones que se puedan producir, Tráfico instalará medidas de ordenación y regulación del tráfico que favorecerán la circulación de vehículos en las zonas más conflictivas. Para ello, se instalarán carriles adicionales, mediante conos, en las principales carreteras de acceso a las grandes ciudades y se restringirá la circulación de vehículos de mercancías peligrosas, transporte especial y camiones de masa máxima autorizada de más de 7.500 kg en carreteras con especial intensidad circulatoria, en días y horas determinadas

Sin título
Porcentaje de los movimientos previstos por Comunidad Autónoma. Fuente: DGT

Además, la DGT ha diseñado recorridos en función del destino, para aquellos conductores que necesiten desplazarse de una zona a otra de la península y que no deseen pasar por el centro, que es el área que mayor número de desplazamientos genera.

Los paneles de mensaje variable, además de informar de las incidencias que se produzcan en carretera, recogerán mensajes recordatorios relacionados con la seguridad vial: descanso, uso del cinturón de seguridad, velocidad, uso del carril derecho, intermitentes… Desde el aire, Tráfico vigilará tanto las carreteras convencionales como las vías de alta capacidad con los 12 helicópteros de los que dispone y que están distribuidos por todo el ámbito de actuación de la DGT.

Los medios materiales se ven complementados con los medios humanos de los que Tráfico dispone. Los aproximadamente 10.000 agentes de la Agrupación de Tráfico de la Guardia Civil velarán por la seguridad de los ciudadanos que se desplacen por carretera, auxiliarán a los conductores que lo necesiten y vigilarán que se realice una conducción segura y de acuerdo con las normas de circulación.

A los agentes de la Agrupación de Tráfico se suman los 790 funcionarios y personal técnico especializado que atiende en los Centros de Gestión de Tráfico y los más de 13.000 empleados de empresas de conservación y explotación del Ministerio de Fomento y del resto de titulares de las vías, así como personal de los servicios de emergencia.

Durante el mes de agosto, la DGT llevará a cabo una campaña de vigilancia y control de la velocidad. Durante una semana (del 22 al 28 de agosto) los agentes vigilarán que los conductores circulan a la velocidad que establece la vía, prestando especial atención a las carreteras convencionales, que son las vías donde se produce el mayor número de accidentes y de fallecidos.

Al control del cumplimiento de los límites de velocidad, se sumarán los controles preventivos de alcohol y drogas que los agentes de Tráfico seguirán realizando a cualquier hora a los conductores. Dichos controles se incrementarán de forma notable durante el puente del 15 de agosto, fecha en la que se celebran multitud de fiestas patronales.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.