37 toneladas de productos llegan al Banco de Alimentos

Imidra ha sido el encargado de la donación 3.000 kilos de garbanzos, 30.000 de patata, 1.900 de melones, 1.200 de sandías y 664 litros de aceite.

Alimentos
Todas los productos son tolerantes al hongo de la rabia, la principal enfermedad que limita el cultivo de esta leguminosa.

Redacción. El consejero de Medio Ambiente, Administración Local y Ordenación del Territorio, Jaime González Taboada ha hecho entrega al Banco de Alimentos de cerca de 37 toneladas de productos procedentes de las fincas con las que cuenta el Imidra (Instituto Madrileño para la Investigación y el Desarrollo Rural, Agrario y Alimentario). Se han donado 3.000 kilos de garbanzos, 30.000 de patata, 1.900 de melones, 1.200 de sandías y 664 litros de aceite.

El Imidra es el organismo encargado de realizar trabajos de investigación en cultivos, lo que lleva a cabo en sus fincas experimentales, obtienendo una importante producción de frutas, legumbres y hortalizas que no se desperdician, sino que muy al contrario se entregan en beneficio de los más necesitados. En este caso, la entrega de alimentos ha tenido lugar en la finca La Chimenea, en Aranjuez, donde se llevan a cabo proyectos de investigación con el garbanzo.

De las aproximadamente 40 variedades de garbanzo que se cultivan en la actualidad en España, el Imidra ha participado en la mejora de siete variedades tradicionales de la clase pedrosillano. Fruto de estos experimentos se han conseguido plantas de garbanzos de las que se obtienen dos semillas por vaina, lo que permite multiplicar la variedad y rentabilidad de los cultivos. Además, todas estas variedades son tolerantes al hongo de la rabia, la principal enfermedad que limita el cultivo de esta leguminosa.

A esta labor investigadora se suma un marcado carácter solidario, ya que desde el año 2001 la Comunidad de Madrid ha entregado al Banco de Alimentos de Madrid más de 220.000 kilos de productos alimentarios, además de casi 3.000 litros de aceite. Esta iniciativa subraya la importancia de las políticas sociales para el Gobierno regional, que ha marcado como objetivo de todas las consejerías la ayuda a los que más lo necesitan.

Todos los alimentos que se han donado proceden de las fincas en las que el Imidra cuenta con distintos vegetales para experimentar las mejores formas de siembra, cultivo, regadío o recolección, partiendo de variedades autóctonas de la región, cuyas semillas también ha localizado en puntos diversos de Madrid y multiplicado el Instituto. En total, el Imidra cuenta con las fincas de El Encín, El Socorro, La Chimenea y La Isla, cada una de ellas especializada en ciertos tipos de cultivo.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.