Mejorada la seguridad de la M-229 entre las localidades de Orusco y Tajuña

Las obras se enmarcan dentro de las 50 actuaciones que se están llevando a cabo este verano en la Red Regional de Carreteras.

-
Los trabajos sustituirán el firme actual en 6 de los 34 kilómetros de la vía. 

Redacción. La Comunidad ha iniciado los trabajos de acondicionamiento y mejora de la carretera regional M-229, que une Orusco y Tajuña. Los trabajos, que se prolongarán a lo largo de esta semana, cuentan con un presupuesto de 52.000 euros y sustituirán el firme actual en 6 de los 34 kilómetros de esta vía (del 28,400 al 34,200). La M-229 une la A-3, desde Arganda, con la M-221, en Brea del Tajo, pasando por Valdilecha, Orusco, Campo Real y Carabaña.

El director general de Carreteras de la Comunidad, José Trigueros, visitó el pasado martes 30 de agosto en Brea del Tajo los trabajos de mejora del firme que el Ejecutivo regional está llevando a cabo en la M-229. Pese a ser una de las carreteras con una de las intensidades medias más bajas de la región, con unos 64.000 vehículos al año, casi el 20% del tráfico rodado que circula por ella es tráfico pesado de camiones, lo que ha degradado en mayor medida el asfalto y ha hecho necesario actuar sobre la misma para evitar situaciones de riesgo en la conducción.

Se van a reponer 24.940 metros cuadrados de microaglomerado extendido en frío, utilizando 350 toneladas de mezcla asfáltica, y se va a proceder al repintado de las marcas viales con pintura blanca reflexiva.

-
El principal objetivo de las 50 obras es mejorar la seguridad de las carreteras, muy transitadas algunas de ellas por vehículos pesados. 

Ésta es una más de las 50 actuaciones que se están realizando en las carreteras de la región durante el presente verano dentro de la campaña de mejora de las carreteras madrileñas, en la que se va a invertir más de 11 millones de euros. José Trigueros ha recordado durante su visita que “estas actuaciones de carácter menor también contribuyen a mejorar de manera global, no solo la seguridad en nuestras carreteras, sino a reducir la siniestralidad. La Comunidad de Madrid ha reducido en la última década hasta en un 70% la mortalidad en las carreteras regionales”.

El objetivo del Gobierno es seguir invirtiendo en el mantenimiento y conservación de los 2.600 kilómetros de la red viaria regional y contribuir, a través de una óptima red de carreteras, a dotar a Madrid de una mayor y mejor cohesión territorial.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.