Más puntos de recarga, la clave para fomentar la movilidad eléctrica en Madrid

Se facilitará a los particulares la tramitación de solicitudes de instalación de terminales de recarga individuales en aparcamientos de residentes.

Se pretende impulsar la utilización de vehículos eléctricos.
Buscan impulsar la utilización de vehículos eléctricos.

Redacción. El Área de Medio Ambiente y Movilidad está desarrollando acciones para fomentar la movilidad eléctrica y, en particular, la infraestructura de recarga en el ámbito urbano. Este modelo de movilidad urbana, al carecer de emisiones, debe jugar un papel protagonista en la renovación del parque de vehículos de la ciudad y la reducción de emisiones del tráfico rodado.

Para ello, y como se ha informado en la comisión de este miércoles, se pretende promover el desarrollo de una red de recarga de oportunidad en espacios de acceso público, preferentemente vigilados, que permita impulsar la utilización de vehículos eléctricos. Estos vehículos pueden ser de uso profesional y privado y con ello se intenta facilitar el desarrollo de la recarga vinculada al lugar de residencia o de trabajo.

Los objetivos particulares y acciones planificadas para el periodo 2017-2020 de acuerdo a estos dos ejes son:

Red de recarga de oportunidad

• La infraestructura de recarga de oportunidad de la ciudad debe fundamentarse en puntos de recarga rápida y semirrápida (50 kW y 22 kW) de acceso público y debe contar, conforme a los estudios realizados al respecto, con un mínimo de 15 estaciones que den cobertura a la ciudad y su área metropolitana.
• En 2016 se han abierto dos puntos de recarga rápida en las estaciones de servicio de la calle de Alberto Aguilera (REPSOL) y avenida de Machupichu (DISA-SHELL). Se promoverán nuevas instalaciones mediante acuerdos voluntarios y otras fórmulas de colaboración público-privadas, intentando alcanzar la cifra de 10 ubicaciones en 2019.
• El Área de Medio Ambiente y Movilidad instaló en 2016 un punto de carga rápida y dos puntos de recarga semirrápida en el aparcamiento de Jacinto Benavente (gestionado por EMT), dirigido a facilitar operaciones logísticas de distribución con vehículos eléctricos y atender las necesidades de otros colectivos de especial interés. En 2017 está prevista la instalación de tres puntos de recarga rápida en suelo público (Estación Sur y aparcamientos de la plaza de Colón y avenida de Portugal) de especial interés para el sector del taxi.

Con la acción coordinada de iniciativa privada y las actuaciones municipales se prevé que la ciudad disponga de una red de recarga de oportunidad con al menos 15 puntos de recarga rápida.

• Actuaciones para el desarrollo de una infraestructura de recarga estándar (3-8 kW) en aparcamientos municipales: rotación, mixtos y en la futura red de aparcamientos multimodales.
• Creación de un modelo de gestión de la “Red de recarga de vehículos eléctricos en vía pública de titularidad municipal”, compuesta en la actualidad por 24 puntos, disponibles en http://bit.ly/2dgoJfE , que permita optimizar el servicio en la vía pública ofreciendo prestaciones adecuadas para el previsible aumento de la demanda.
• Desarrollo de soluciones para la recarga de vehículos eléctricos de otras categorías: moto eléctrica, bicicleta eléctrica y cuadriciclos eléctricos.

Red de recarga vinculada al lugar de residencia o trabajo

• Impulso al desarrollo de infraestructura de recarga en aparcamientos de residentes desarrollando acometidas eléctricas específicas para la recarga de vehículos eléctricos al menos en un aparcamiento de residentes por cada distrito. En este ámbito se facilitará la tramitación de solicitudes de instalación de terminales de recarga individuales por parte de los usuarios de vehículos eléctricos que sean adjudicatarios de plaza.

• Ampliación de la red de recarga para vehículos eléctricos en instalaciones municipales. En 2016 se han realizado instalaciones en la sede de Policía Municipal (Ciudad de la Seguridad) y en 2017 se realizarán actuaciones en instalaciones de los Agentes de Movilidad y otras dependencias municipales.

Unido a estas dos redes de recarga, se está trabajando en acuerdos y convenios con otras administraciones, compañías eléctricas, gestores de recarga, de estaciones de suministro de combustible y de grandes infraestructuras de transporte (Aeropuerto y RENFE/AEDIF) que facilitarán el desarrollo de la carga eléctrica en la ciudad de Madrid y su área metropolitana.

Situación del arbolado. En la comisión también se ha informado de la situación del arbolado en la ciudad. Se ha recordado que diversos factores climatológicos y botánicos, la falta de planificación en la gestión en las últimas décadas, los recortes en mantenimiento y conservación del arbolado y las zonas verdes, y la unificación en un único contrato la conservación del arbolado urbano, las zonas verdes y la limpieza de la ciudad, han derivado en la actual situación de excepcionalidad, con un alto número de ramas y árboles caídos en 2016 y 2015 debido, principalmente, al mal estado.

Durante el pasado año, solo en zonas verdes de distritos, se cayeron 413 árboles y 2962 ramas, y en los parques históricos cayeron 41 árboles y 273 ramas en 2016.

Para hacer frente a la deficiente situación, el Ayuntamiento ha elaborado un plan extraordinario de renovación del arbolado dada la necesidad de dicha tala por motivos varios como las pudriciones, la decrepitud, la inestabilidad u otras razones que multiplican el riesgo ciudadano. No hay que olvidar que la seguridad de las personas está por delante de cualquier otra consideración. A través de estos trabajos especiales y de forma conjunta con el Plan Ordinario anual, el consistorio replantará, aproximadamente, unas 20.000 unidades entre ambas campañas y las del año que viene.

Estas reposiciones serán proporcionadas por la propia producción de los viveros del Ayuntamiento, unos 5000 árboles y 80.000 arbustos al año, así como por el compromiso de las empresas, organismos y particulares que realizan obras. Para ello es necesario talar unidades y reponerlas de forma paritaria con entrega a viveros. Finalmente y de forma puntual, la replantación también utiliza viveros comerciales.

Todas las talas son estudiadas y autorizadas tras un estudio individual. Las actuaciones sobre el arbolado urbano están consideradas como parte de las labores propias del mantenimiento de parques, jardines y arbolado viario de la ciudad, del mismo modo que lo son las podas y las labores de arboricultura. Se trata de una labor de renovación del arbolado necesaria especialmente en todas las ciudades, dado el riesgo que puede suponer para los bienes y personas, y teniendo en cuenta que el árbol es un ser vivo que tiene una decrepitud y alcanza la muerte.

La Ley 8/2005 de protección del arbolado urbano de la Comunidad de Madrid en su artículo 2 dice en su tercer punto, que en aquellos casos en los que la tala sea la única alternativa viable se exigirá, en la forma en que se establezca, la plantación de un ejemplar adulto de la misma especie por cada año de edad del árbol eliminado.

Por lo tanto, durante las labores de mantenimiento entre las que se encuentran el apeo y reposición de árboles “no sanos”, no existe esa obligación de reponer árboles. Del mismo modo y para dar cumplimiento al articulado de la ley, cada una de las talas realizadas en el arbolado viario se realizan con la pertinente autorización y resolución de la tala.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.