Archivada la causa contra la empresaria madrileña Catalina Hoffman por estafa piramidal

La Titular del Juzgado de Instrucción ha sobreseído la causa, al entender que no hay indicios que sustenten la acusación.

La empresaria madrileña Catalina Hoffman.
La empresaria madrileña Catalina Hoffman.

Redacción. Catalina Hoffmann es una conocida emprendedora de la capital y fundadora de Vitalia, una franquicia de centros de día y cuyo modelo de negocio fue expuesto en la Universidad de Harvard. Públicamente se la conoció entre otras cosas por su participación como juez en el reality ‘Tu oportunidad‘, de TVE, versión española del inglés ‘Dragon’s dun’, en el que los participantes exponen sus productos con el objetivo de recibir capital para emprender un negocio.

Acusada de participar en una presunta estafa piramidal, la Titular del Juzgado de Instrucción ha sobreseído la causa, al no haber indicios que sustenten la acusación. Los plazos para recurrir han expirado y los mismos querellantes han retirado la denuncia, lo que significa que este mes de diciembre, y tras dos años bajo la sombra de la duda, Catalina Hoffmann puede respirar tranquila.

Según informan fuentes cercanas a Hoffman, “la imagen de la empresaria se enfrente ahora un daño que no podrá ser reparado”.”Es el daño a su reputación -añaden-, tan necesario para el mundo empresarial, en el que cualquier mácula exige un fuerte trabajo de reparación. En este caso la mancha ha sido injusta, y así se ha determinado por parte de la autoridad, pero eso no va a devolver el tiempo perdido. Durante estos dos largos años Catalina Hoffmann ha visto cómo potenciales inversores le daban la espalda por miedo a involucrarse con una persona dudosa. Los medios de comunicación se encargaron en su día de poner en la palestra el caso, lo que lógicamente ha socavado aún más la imagen de la empresaria”.

Asimismo, aseguran que “lamentablemente se ha hecho demasiado corriente encontrar todo tipo de información insidiosa en los medios de comunicación, que se deben a un mercado ávido de escándalos y bajezas. En ocasiones, a pesar de incumplir cualquier requisito mínimo de rigor periodístico, prima la urgencia de la publicación y las agencias rapiñan, copian y reeditan sin dedicar reflexión alguna a sus palabras. El nombre de Catalina Hoffmann ha rodado por todos los soportes informativos, aunque algunos periodistas y empresarios, así como sus más allegados confiaron en ella. Catalina Hoffmann les dedicó palabras afectuosas como agradecimiento. Por suerte, el mismo mecanismo que atiborra de información mal procesada se desecha rápidamente. La emprendedora puede ahora retomar su camino empresarial y recuperar la confianza necesaria de sus socios y trabajadores, y superar una vez más en su trayectoria, los baches que le surjan”.

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.