Madrid lleva a México un amplio programa cultural y literario con motivo de la FIL

La capital madrileña levantará un pabellón que trasladará al país centroamericano una muestra de lo mejor de su cultura impresa. Ofrecerá conciertos durante las nueve jornadas de la feria a una audiencia de más de 4.000 personas por noche.

Madrid ofrecerá conciertos durante las nueve jornadas de la feria a una audiencia de más de 4.000 personas por noche.
Madrid ofrecerá conciertos durante las nueve jornadas de la feria a una audiencia de más de 4.000 personas por noche.

Redacción. Con motivo de la celebración de la 31 Feria Internacional del Libro de México (FIL) que se celebra en Guadalajara del 25 noviembre al 3 diciembre de 2017, Madrid, que será la ciudad invitada, desarrollará un amplio programa cultural (artes plásticas, música, cine y teatro), literario, académico y profesional. Las actividades estelares del “invitado de honor” se realizan en el recinto ferial, en un pabellón de 1.800 metros cuadrados que Madrid levantará para desarrollar foros literarios, encuentros comerciales de la industria editorial y la promoción cultural y turística de la ciudad.

La FIL, organizada por la Universidad de Guadalajara, se plantea como misión principal crear puentes, a través de la literatura y las artes, entre el mundo de la cultura y la diversidad de naciones latinoamericanas. Madrid ha aceptado el honor de ser la entidad invitada en la edición de 2017, lo que significa una oportunidad única de acercarse a toda Latinoamérica. A través de la literatura, el teatro, la música, las artes plásticas o el cine, el turismo y la gastronomía, el invitado refuerza sus vínculos con la región y presenta a un público exigente y receptivo lo mejor de su producción actual.

Las actividades de Madrid en México no se limitan ni a los días de duración de la Feria ni a la ciudad de Guadalajara. Las exposiciones itinerantes que se preparan pasarán por otras ciudades durante seis meses de actividad.

En la explanada adyacente al recinto ferial, cada una de las nueve noches de la FIL, Madrid ofrecerá conciertos diarios a una audiencia de más de 4.000 personas por noche. Es el encuentro con la cultura popular, de la música electrónica o el rock y el baile. La presencia de Madrid se extiende también a museos, centros culturales y galerías de toda la ciudad, con lo que la celebración del libro se transforma en una fiesta que abarca múltiples espacios y atrapa a públicos con muy diversos intereses.

El Pabellón de Madrid en la FIL: “Ganarás la luz”

La primera imagen que “asaltará” a los visitantes de la FIL será el Pabellón del Invitado de Honor, a la entrada de un recinto ferial que reúne a más de 1.950 casas editoriales de aproximadamente 44 países, más de 650 autores y unas 800.000 visitas anuales.

La ciudad de Madrid levantará un pabellón que trasladará a México, a la que le unen tantos lazos culturales y afectivos, una muestra de su devoción por la cultura impresa. Una oportunidad para ofrecer el testimonio de autores, editoriales, organismos e instituciones que forman parte del inmenso bagaje cultural y del imaginario colectivo de tantos millones de personas en España, en América Latina y, claro está, en el resto del mundo.

La idea central es la de crear un espacio reconocible que será cruzado necesariamente por todos los asistentes. Madrid ha ideado un ÁGORA lleno de LUZ, de la LUZ que provee la sabiduría a través de los libros. Una vez más, la LUZ como elemento protagonista del espacio.

Como en el universo, la luz está en el interior del pabellón, donde los intelectuales, escritores y artistas madrileños mostrarán su creatividad. Fuera está el conocimiento, el conocimiento de Madrid y su literatura, de sus calles y monumentos, de su vida diaria y los afanes de sus habitantes, de sus posibilidades turísticas. La crónica de esa cotidianeidad que El Roto realiza desde hace años, es ya un pellizco de realidad que nos sacude diariamente. El pabellón incluirá una muestra con una antología de lo mejor de su obra.

Programación cultural de Madrid en la FIL

Madrid presenta en FIL 2017 dos grandes exposiciones que atestiguan el interés por las artes, de la ciudad que atrae todos los años lo mejor del arte contemporáneo a ARCO y bate récords continuos de asistencia a las grandes muestras organizadas por sus museos más relevantes: es la ciudad de El Museo Nacional del Prado, del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía y de otros, que completan una oferta inigualada en Europa. El MUSA (Museo de Artes Universidad de Guadalajara) presentará “Elena Asins”; mientras el ICC (Instituto Cultural Cabañas) llevará “Pongamos que hablo de Madrid”.

La muestra de Elena Asins, comisariada por el director del Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía, Manuel Borja Villell, es una selección de la obra que la artista legó a este espacio. Será la primera vez que una exposición de esta artista extraordinaria salga de España y no hay duda sobre el impacto que causará en Latinoamérica, su conceptualismo tan poco frecuente en nuestras artes plásticas. Pongamos que hablo de Madrid, comisariada por Fernando Castro Flórez es casi lo contrario: una explosión incontrolada de creación contracorriente que inundó Madrid de luz y alegría en los años 80. Por un lado, la extraordinaria labor museística del museo de arte contemporáneo referencia en toda Latinoamérica. Por otro, se pone en valor la actividad coleccionadora del Ayuntamiento de Madrid, que ha recogido la explosiva creación madrileña generada en torno a los 80.

En palabras de su comisario, Fernando Castro Flórez, “es absolutamente oportuno realizar una exposición representativa de las artes plásticas madrileñas en un evento de la importancia de la FIL y, sin duda, la colección del Museo Municipal de Arte Contemporáneo de Madrid tiene piezas excelentes que permiten articular una exposición de calidad. Sin duda, esta muestra permitirá reivindicar un Museo y unas Colecciones que nunca se han presentado en México y que dan cuenta de un patrimonio excelente”. La muestra se compone de pinturas, fotos, collages y otras formas creativas, de artistas como Alcolea, Quejido, Gordillo, Pérez Mínguez, Ouka Lele, Ballester, Equipo Crónica, Arroyo, y otros.

Música

Anexa al recinto ferial se encuentra la Explanada, el lugar por donde, en los últimos 30 años, han pasado las figuras más significativas de la música popular latinoamericana. Los Conciertos de la Explanada son el mayor regalo que la entidad invitada ofrece a la ciudad.  Con un aforo de 4.000 asistentes, miden la temperatura popular de la música en Latinoamérica. Madrid programará 9 noches de actuaciones musicales, protagonizadas por algunos de los artistas de la escena madrileña con mayor renombre. La selección responde a un criterio de máxima exigencia en la calidad de sus propuestas, desde su concepción, al cuidado de los contenidos o la eficacia del directo.

Como primer efecto de esta estrategia, el festival Veranos de la Villa ofrecerá el 13 de julio una selección de las bandas mexicanas que actuarán para Madrid en FIL, en una celebración anticipada de la presencia de la capital en México. Además, la irrupción madrileña más potente en el mercado musical de los últimos años, Madcool, se presentará con Madrid en Guadalajara, anticipando lo que será su macrofestival en México el próximo año. Entre los artistas ya confirmados se encuentran Vetusta Morla,  Porter, Xoel López, Siddhartha, Depedro, Santiago Auserón, Delapurissima, Sonido Gallo Negro, Leiva, Natalia Lafourcade, Amaral, León Benavente, Dani Martín, Carla Morrison, El Guincho e Instituto Mexicano Sonido.

Cine

El programa de cine ofrecerá apuntes sobre cómo se estructura y compone la cultura cinematográfica y audiovisual en Madrid; desde sus foros didácticos a sus apuestas productivas y creativas; desde la forma de apelar a un espectador a la intuición de sensibilizar a un consumidor… Este ciclo atiende a las distintas redes que organizan este espacio, donde los actores y sus imaginarios semejan espejos complicados como los famosos celajes madrileños. Las sesiones se realizarán en el Cineforo de la Universidad de Guadalajara. Madrid tratará de sorprender al público con una propuesta poco previsible, nada convencional y siempre comprometida con el entorno en que se desarrolló. No faltará el impulso de los nuevos creadores ni los nuevos formatos que canalizan la indignación, primero y otras formas de aproximarse a la realidad, siempre.

Teatro

En el imaginario latinoamericano, Madrid es teatro. Por un lado, se presenta El Cartógrafo, de Juan Mayorga, el autor teatral español más traducido en la actualidad. Por otro, la propuesta más dinámica y desafiante de la ciudad: la Competición Dramática, organizada por La Zona, en el Teatro Español de la capital. Juan Mayorga dirige uno de sus mejores textos: una obra que curiosamente Mayorga escribió pensando en Blanca Portillo, que junto a José Luis García-Pérez forman el reparto. Una obra compleja con saltos espacio temporales (Gueto de Varsovia, la Polonia comunista y la actualidad) que despliega, como los mapas, diferentes temas a medida que avanza la obra. Con la memoria como eje central, son tantos los temas (filosóficos, éticos, históricos, humanos…) que se plantean que la obra al final adquiere una dimensión universal.

Competición dramática

Un ring improvisado. Dos actores. Un público que dictaminará quién es el mejor. Sí, es un combate, a guantazos con las palabras. En cada eliminatoria o combate, se leerán dos piezas y el público, sin conocer de quién es cada texto, determinará el vencedor con su voto. En esta edición participan Sergi Belbel (Elsa Schneider, Tàlem, Caricias) , Lola Blasco (Siglo mío, Bestia mía), Marta Buchaca (Las niñas no deberían jugar al fútbol,  Losers, Litus), Santiago Cortegoso (Smoke on the water, El charco de Ulises, 0’7% MOLOTOV), Ignacio del Moral (La mirada del hombre oscuro, La noche del oso, Rey negro), Lourdes Ortiz (Penteo, Fedra, Cenicienta), Carolina Román (En construcción, Luciérnagas, Adentro)  y Yolanda García Serrano (Shakespeare nunca estuvo aquí, Yes I yes, Ser o no Cervantes).

Programa literario

Madrid se presenta en FIL con un ambicioso programa literario para confirmar su entidad como una de las grandes capitales de la lengua española. Entre todos crean uno de los grandes momentos de la lengua. Un momento en que la luz de la metáfora alumbra nuevas formas, nuevos contenidos y hasta nuevas palabras. Se consolida como luz de las vanguardias y ese aire visionario que asume la lengua, vertebrará los movimientos en prosa y en verso, en América y en España, que harán de la literatura en español una sólida realidad universal. Madrid es central en ese desarrollo.

En un segundo momento, ya en el siglo XXI, la indignación que se manifestó en las calles contra determinadas condiciones de la sociopolítica europea de comienzos de siglo, volvió a provocar una notable reacción literaria, igualmente compleja y en la que, otra vez, el sentido de la ficción se encontró en la luz que proyecta sobre la realidad.

En poesía se busca el compromiso con un público que empieza a condicionar la creación a través de su participación en ella. Vuelve la poesía a llenar locales, a invadir las noches de Madrid. Y muchos autores se convierten en éxitos impensables hace un lustro. Colectivos como “Poesía o Barbarie” crean el marco de una producción dinámica y vivaz que ha encontrado nuevos públicos a la par que nuevos temas y formas.

En la narrativa se impone la referencia inmediata, el documento y la crónica. Hay un replanteamiento de la novela social, y autoras como Gopegui o Sanz aportarán sus cuestionamientos sociales a través de sus páginas. En líneas paralelas, las crónicas de Andrés Barba o Mercedes Cebrián también se presentan como fruto de los tiempos que vivimos.

La narración corta ofrece una mayor ambición experimental. Presentamos “Madrid Insurgente” como una aproximación al medio desde tres perspectivas temáticas: la literatura LGTBI, el impacto de la inmigración en la vida de la capital y los planteamientos  políticos surgidos de la indignación ciudadana. Lo que, en diversos formatos, lleva a otra línea de crítica generacional y al relato de las ilusiones perdidas y, a veces, reencontradas en los nuevos idearios político-sociales.

Claro que no faltarán los nombres que se esperan en una gran cita como FIL: Almudena Grandes, Rosa Montero, Javier Reverte, Olvido García Valdés, Soledad Puértolas… Ni el fruto de ese cosmopolitismo inevitable en la gran ciudad y que se manifiesta en temáticas como la autoficción, en su versión más documental, o íntima y próxima al diario. No falta la fuerza de la literatura femenina realizada desde planteamientos que revisan el patriarcado desde una perspectiva histórica o actual. Con la asesoría de José María Guelbenzu.

Más que palabras

Dentro del programa literario, cabe destacar Más que palabras, un proyecto artístico-performativo pensado para la presencia de Madrid en la FIL y comisariado por Fernando Castro Flórez. Se ha planificado, además, como actividad complementaria, una exposición (titulada Pongamos que hablo de Madrid) que refleja principalmente la evolución de la pintura y la fotografía de Madrid en torno al núcleo de las estéticas de la Movida Madrileña. Esa muestra se realiza con los importantes fondos de la Colección del Museo Municipal de Arte Contemporáneo de Madrid y se instalará en el Hospicio Cabañas de Guadalajara.

Programa profesional

La presencia de Madrid en la edición de 2017 de la FIL tiene un importante componente profesional, y por lo tanto, se ha querido dar cabida a todos los sectores profesionales implicados de un modo u otro en el mundo del libro. No hay que olvidar que, además de un potente acontecimiento cultural y literario, la FIL es, desde sus inicios, el punto de encuentro más importante de la industria editorial en español. El programa profesional que presenta Madrid se concreta en 12 mesas, charlas y debates que se concentran durante los días 27, 28 y 29 de noviembre y tendrán lugar en el pabellón de Madrid.

Los contenidos del programa se han diseñado siguiendo los criterios de actualidad, queriendo transmitir la situación actual y novedosa del mundo profesional del libro en Madrid, y generalidad, intentando acoger a todos los sectores profesionales y  todos los temas  que están vinculados a este sector, tratando de reflejar la situación del ecosistema en torno al  libro y de la lectura. Así, se abordarán temas como el fenómeno de la edición independiente, nuevos modelos de negocio editorial, la capacidad innovadora de las librerías, los festivales literarios, el mundo de la traducción, de la literatura infantil, el cómic y la ilustración y la promoción lectora.

El programa cuenta con el apoyo de Acción Cultural Española (AC/E) y la participación de la Secretaría de Estado de Cultura y los sectores profesionales como el Gremio de Editores de Madrid o CEGAL. Los objetivos que se persiguen son, entre otros, ampliar la dimensión internacional del importante número de pequeños editores que desarrollan su actividad en Madrid, apoyar a sectores que se están viendo afectados negativamente por los nuevos modelos de negocio, crear vínculos entre los profesionales de los distintos sectores y, sobre todo, potenciar y promocionar la lectura ya que con ello estamos favoreciendo la cultura, el sentido crítico y valores humanos positivos.

Programa académico

El Ayuntamiento de Madrid ha elaborado, como complemento al programa literario, un programa académico que trata de indagar en la construcción de la ciudad, la atención a sus ciudadanos y el manejo de los datos que pueden nutrir ambos sectores de actividad. Tres aspectos en los que Madrid ofrece ejemplos imitados internacionalmente y un entramado de intereses con otras ciudades, siempre buscando la mejora en la calidad de la experiencia urbana.

Madrid es una ciudad dinámica, liderada por un Ayuntamiento que parte de las estructuras políticas actuales para producir alternativas sociales y una redistribución del poder en su relación con la ciudadanía. Es decir, una democracia más abierta, participativa e inclusiva. Las consultas a la ciudadanía sobre aspectos que configuran su vida diaria, los presupuestos participativos o el activismo más directo son formas de participación promovidas desde el Ayuntamiento. Justo es decir que con una creciente respuesta popular y una aprobación mayoritaria.

Las nuevas tecnologías son un instrumento fundamental en la difusión y desarrollo de esas herramientas que aproximan y redistribuyan el poder entre la población. Desde la recogida de residuos, la atención sanitaria, el control de emergencias o la educación paralela, la creación de comunidades de intereses, o la calidad medioambiental, son asuntos que garantizan la calidad de una democracia, necesariamente sustentada en herramientas sostenible.

La ciudad de los cuidados y de los datos que los avalan, una ciudad en la que artistas, activistas, músicos, escritores, agrupaciones y colectivos renuevan sus estrategias para el cambio social. Madrid quiere ofrecer todo esto, desde FIL, a una audiencia global. Esta reflexión de Madrid sobre su entidad, abarca tres puntos de vista desde los que su práctica social y política está resultando más inspiradora. Inspirado por Antonio Lafuente y con la colaboración con Marcos García, desde Medialab Prado, se desarrollará este programa académico con los siguientes temas y participantes:

Hacer la ciudad: Saskia Sassen, Alberto Corsín y Marisol Mena. Modera: Antonio Lafuente. La ciudad de los cuidados: Raquel Gutiérrez, Francisco Javier Segura y Cristina Vega. Modera: Amador Fernández Savater. La ciudad abierta: Miguel Arana, Eva Belmonte e Ignacio Escolar. Modera: Marcos García.

EL legado de Madrid. Un proyecto de transformación urbana

La presencia de Madrid en Guadalajara será intensiva y extensiva durante los 9 días de duración de FIL. Pero la ciudad de Madrid quiere dejar un legado perdurable en la ciudad. A tal fin, se propone la intervención en uno de los barrios de Guadalajara en el que la cultura pueda marcar una diferencia significativa en su desarrollo y que se ha encargado al internacionalmente acreditado grupo de intervención urbana Boa Mistura.

El grupo Boa Mistura se trasladará a Guadalajara a comienzos de noviembre para desarrollar un complejo proceso de socialización en el barrio, disparar la colaboración entre sus vecinos y realizar la obra que se presentará en la FIL. La idea es combinar esta presentación con una serie de paseos, a la manera de “los paseos de Jane”, que ayuden a la toma de conciencia compartida y colectiva, como aproximación a otras formas de hacer ciudad

Deje un comentario

Su dirección de correo no será publicada.