La utilidad y el como hacer una reforma integral de una oficina

0
84

MBN. Por todos es sabido que un cambio de aires de vez en cuando ayuda a incrementar la motivación entre los empleados de una compañía, por ejemplo. Sin embargo, el aumento de las ganas de laborar no solo se consigue mediante una transformación completa del lugar de trabajo, sino también con pequeñas reformas, las cuales no tienen por qué ser muy radicales.

Las reformas de oficinas ayudan a modernizar unas instalaciones que pueden haber quedado obsoletas con el paso del tiempo o simplemente suprimir aquellos detalles que imposibilitan el confort de sus profesionales, como el dichoso pero necesario cableado. A continuación te contamos cómo realizar una reforma integral de oficina:

Mamparas o biombos de oficina
Si bien ahora resultan más necesarias que nunca, las mamparas o biombos se comenzaron a incorporar a las oficinas mucho antes de la pandemia. Su objetivo no es otro que dotar de intimidad los distintos puestos de trabajo que acogen. De esta manera, se reorganizan las diversas funciones atribuidas al equipo humano y garantizan las medidas sanitarias exigidas por las autoridades.

No obstante, recuerda que el orden y la seguridad no están reñidos con las últimas tendencias, por lo que recomendamos mamparas transparentes o mixtas. Además de ser fáciles de limpiar, aprovechan mucho más la luz natural que aquellas que son completamente opacas, y posibilitan el ahorro de energía.

Suelos técnicos
Este tipo de suelos surgieron de la necesidad, por parte de espacios donde solía trabajar abundante gente, de ocultar el sinfín de cables que resultaban imprescindibles para que estos pudieran desempeñar correctamente sus funciones. En la actualidad, pese a la existencia de baterías portátiles, por ejemplo, continúan siendo de vital importancia.

Asimismo, la elevación que traen consigo mediante pequeños pedestales metálicos permite que, a través del espacio que queda debajo, circulen hasta tuberías de agua, cableado eléctrico o sistemas de climatización. Únicamente basta con levantar las losas con una ventosa para corregir cualquier problema técnico que pueda acontecer.

Techos registrables
En el caso de los techos registrables, intentar solucionar inconvenientes es tan sencillo como subirse a una escalera y levantarlos ayudándonos de los brazos. La finalidad es similar a la de los suelos técnicos, solo que por arriba. Es decir, pretenden esconder aquellas instalaciones que no se quieren dejar al descubierto. Mediante un falso techo, se oculta la parte más elevada de la estancia.

Entre los materiales más utilizados para los techos registrables encontramos el metal, el yeso laminado y la fibra, tanto mineral como de vidrio. Por otra parte, los tipos de suelos técnicos que vemos en el mercado suelen ser más elegantes y de una mayor variedad. Aunque ambos coinciden en que son fácilmente desmontables, como es lógico, ya que no hay material químico o pegamento de por medio, solo elementos metálicos.

La situación generada por la pandemia es una oportunidad perfecta para reformar oficinas antes de que todo regrese a la normalidad y, con ella, los empleados a sus respectivos puestos de trabajo. Por suerte o por desgracia, las mamparas son uno de los elementos que han venido para quedarse.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here